Como dejar de fumar definitivamente

/, Salud/Como dejar de fumar definitivamente

Controlar la adicción

Una persona muere en el mundo, cada 8 segundos, por culpa del tabaquismo. A pesar de estos escalofriantes datos, sigue habiendo muchísimos fumadores. España entre los países donde más fumadores hay.

El tabaco, la nicotina, es una de las drogas más adictivas existentes. Siendo igual de adictiva que la heroína y el alcohol y mucho más que el hachís y la cocaína. Muchos de mis pacientes cuando vienen a consulta me dicen: “¡Que duro es dejar de fumar! Me imagino el drogadicto de cocaína, ¡Que difícil lo tiene!”. Nada menos cierto que esto, les contesto. Recuerda que el tabaco es una de las drogas más potentes a nivel adictivo.

¿Porque el tabaco es tan adictivo?

A diferencia de otras drogas más blandas a nivel adictivo, el tabaco crea los dos tipos de adicción existentes: la física y la psicológica. Pero además el fumar es un hábito social, gestual y de costumbre (café, alcohol, sobremesas, charlas con amigos, teléfono, ordenador…).

Para dejar de fumar y definitivamente tienes que tener controlados los 2 tipos de adicción y por supuesto erradicar el hábito social adquirido. Te explico brevemente en qué consisten cada una de ellas:

  • Adicción física: es la necesidad del cuerpo de consumir; le has estado dando al cuerpo una cierta cantidad diaria de nicotina y el cuerpo se ha enganchado a ella. El día que intentas dejar de fumar, el cuerpo te pide la dosis de nicotina que necesita para “sobrevivir”. ¿Y cómo te la pide? A través de lo que se conoce como “mono” o síndrome de abstinencia física de nicotina, un conjunto de síntomas que aparecen a las pocas horas de no fumar y que son la respuesta que tiene el cuerpo ante la falta de droga; es la manera que tiene de pedirte la dosis que necesita y que no le estas dando. El mono, un monstruo que se apodera de ti y te convierte por unos meses en una persona irritable, ansiosa, nerviosa, con problemas de sueño, con ansiedad por comer y con unes ganes insoportables de fumar.
  • Adicción psicológica: es la necesidad que tiene la cabeza de consumir. Son aquellos cigarrillos que acompañan a una situación-emoción. Te han dado una buena noticia, fumas. Te han dado una mala noticia, fumas. Necesitas concentrarte, fumas. Te mereces un premio, fumas. Tienes mucho trabajo, fumas. Como si el tabaco te ayudara a sobrellevar tu día a día. Es aquel “mejor amigo” con el cual compartes estas situaciones. ¿Pero qué mejor amigo? Si te está apuñalando por la espalda y te está matando poco a poco. ¿Te has parado a pensar si estas situaciones mejoran tras el cigarrillo? ¿Verdad que sigues igual? ¿Y si en lugar de compartir estos momentos fumando, lo hicieras con un amigo, con tu pareja o con otro hábito menos perjudicial?
  • Hábito social, gestual: son los cigarrillos que acompañan a un hábito. Café, cigarrillo. Ordenador, cigarrillo. Alcohol, cigarrillo. Sobremesa, cigarrillo. También se incluyen aquí los cigarrillos que se fuman por tener algo en la mano o en la boca. ¿Qué ocurriría si cambiaras este hábito y, en lugar de tener en la mano un cigarrillo, tuvieras otra cosa, un bolígrafo por ejemplo o un palodul?

Espero que te haya quedado claro que para dejar de fumar hay que tener controladas los tres aspectos antes mencionados, más delante te explicaré que tratamientos existen en el mercado. Identificar qué tipo de fumador eres te ayudará a encontrar el tratamiento más efectivo para ti. No olvides que, aunque prevalezca una adicción, las otras siempre están presentes. Si controlas las tres dependencias podrás dejar de fumar definitivamente.

Ahora te voy a facilitar unos test con los cuales mediremos tus 3 adicciones y la motivación para dejar de fumar.

VER TEST

VER TEST DE FAGERSTROM

¿Que dependencia prevalece en ti, la física, la psicológica o la social-gestual? ¿Eras consciente de esto o pensabas ser otro tipo de adicto?

¿Que grado de motivación te ha salido? ¿Es la que esperabas tener?

Si has llegado hasta este post seguramente sea porque te estéss planteando dejar de fumar.

¿Pero sabias que un fumador pasa por varias etapas antes de dejar definitivamente el tabaco?

Según la etapa en la que te encuentres tendrás que actuar de una manera o de otra y la intervención será diferente; así que aquí va el pequeño test para saber en qué fase te encuentras. Sé sincero contigo mismo para que puedas intervenir de la manera más efectiva posible:

¿Tienes intención de dejar de fumar dentro de los próximos 6 meses?
a) NO (Estás en la FASE DE PRECONTEMPLACIÓN)
b) SI Contesta a la siguiente pregunta
¿Tienes intención de fumar en el último mes?
a) NO (Estás en la FASE DE CONTEMPLACIÓN)
b) SI Contesta a la siguiente pregunta
¿Has intentado dejar en el pasado?
a) NO (Estás en la FASE DE PREPARACIÓN)
b) SI Contesta a la siguiente pregunta:
¿Cuánto hace que ya dejaste de fumar?
a) <6meses (Estás en la FASE DE ACCIÓN)
b) >6 meses (Estás en la FASE DE MANTENIMIENTO)

 

Vamos a ver tu grado de mentalización según el resultado del test:

  • FASE DE PRECONTEMPLACIÓN, probablemente no te plantees dejar de fumar todavía, este no es tu momento, vuelve a hacer los test pasados unos 6-12 meses.
  • FASE DE CONTEMPLACIÓN, te estás planteando dejar de fumar próximamente, aunque todavía necesitas motivarte un poco más, quizás tengas miedo de no conseguirlo por experiencias de fracaso anteriores, o éste no sea el momento más adecuado. Te aconsejo que hagas una lista con los pros y contras de fumar, para que los puedas ir revisando cada día.
  • FASE DE PREPARACIÓN. Felicidades, ya estás preparado para lanzarte a la acción, para escoger un día, próximo en el tiempo, para dejar de fumar.
  • ACCIÓN Ya has dejado de fumar y llevas menos de 6 meses. Recuerda que estás en una fase en la que las posibilidades de recaída son frecuentes. Sigue motivándote día a día y no te pruebes fumando un solo cigarrillo ya que una sola calada es igual a recaída.
  • FASE DE MANTENIMIENTO Ya llevas más de 6 meses sin fumar, las posibilidades de que recaigas han disminuido drásticamente, aunque todavía existe cierto peligro. Sigue así, no pierdas tu objetivo de vista.

Bien, para dejar de fumar, es necesario que te encuentres en la “fase de preparación”, durante esta fase tendrás que escoger un día, el que te apetezca a ti, teniendo en cuenta tus horarios, tu situación familiar, tus preferencias. Puedes escoger un día al azar o bien meditar cuál sería para ti un buen día para dejar de fumar. Sea cual sea el día que escojas, lo importante es que te pongas una fecha concreta que te permitirá ir preparándote para el gran día.

El segundo paso es decidir si vas a dejar de fumar solo, con tu propia voluntad, o si prefieres recurrir a algún tipo de ayuda, teniendo en cuenta el tipo de adicto que eres.

Los tratamientos existentes hoy día:

  • Las pastillas, parches y chicles de nicotina para dejar de fumar. Su función es la de proveer nicotina al cuerpo y disminuir el deseo de fumar, reduciendo los síntomas de abstinencia que experimentan las personas al dejar el tabaco, gracias a la aportación de cierta dosis de nicotina al cuerpo. Es un tratamiento que empieza por romper con la dependencia psicológica y gestual, dejando por última instancia la erradicación de la dependencia física de nicotina. La cantidad de nicotina aplicada debe ser reducida paulatinamente para evitar el “mono”. Lo que ocurre es que cuando el paciente deja de tomar o aplicarse la nicotina a través de los parches, chicles y/o pastillas puede sufrir el síndrome de abstinencia física de nicotina.
  • Champix, es un medicamento (Vareniclina) que se les receta a los adultos que desean dejar de fumar. No contiene nicotina y está especialmente recomendado para personas con un alto grado de dependencia por dos razones: su efectividad y los efectos secundarios que conlleva al ser un medicamento potente. Funciona en la misma parte del cerebro donde actúa la nicotina, bloqueando los receptores nicotínicos, que es donde actúa la nicotina, con la intención de provocar que el cigarrillo produzca menos placer. La persona va fumando y ve como cada vez disminuye más el placer de fumar.
  • Zintabac, es otro medicamento (Bupropion), que ayuda a disminuir el deseo incontrolable de fumar, proporcionando relajación corporal. Es un antidepresivo que produce una inhibición de la absorción neuronal de norepinefrina, serotonina y dopamina, aumentando su concentración en la sinapsis neuronal. Esta parece ser la causa del síndrome de abstinencia de la nicotina. Con lo cual su actividad hace desaparecer, o disminuir, los síntomas de la falta de nicotina.
  • Hipnosis, es un tratamiento que actúa sobre la adicción psicológica del fumador. A través de la hipnosis se trabaja sobre el inconsciente, transmitiendo una serie de sugestiones que te ayudarán a dejar de fumar. No actúa sobre el componente físico de la adicción.
  • Acupuntura-láser, es un tratamiento que consiste en la estimulación de un protocolo de puntos de acupuntura, produciendo unes endorfinas similares a las producidas cuando el paciente fuma y erradicando el síndrome de abstinencia física de nicotina. No actúa sobre la base psicológica de la dependencia, pero si es muy efectivo para combatir la adicción física. Es un tratamiento que, a diferencia de la mayoría antes mencionados, es inocuo y no tiene efectos secundarios. La mayoría de pacientes lo describen como relajante y placentero. Si quieres saber más pincha aquí.

Espero y deseo que este post te haya podido ser de gran utilidad para descubrir si estás preparado para dejar de fumar, qué tipo de fumador eres y qué tratamientos existen actualmente en el mercado y cuál o cuáles te podrían ser efectivos a ti en particular.

Recibe un fuerte abrazo y nunca dejes de creer en la posibilidad de una vida sin tabaco.

Tamara Vilar

Próximos Actividades

  1. Kundalini Yoga

    mayo 5 @ 10:00 am - julio 28 @ 11:30 am
  2. Materializa tu sueño. Sé tu mejor versión.

    mayo 21 @ 5:00 pm - julio 16 @ 9:00 pm

Recent Tweets

2018-02-27T09:44:01+00:00

Deje su comentario

Pin It on Pinterest

Share This